"¿que es el amor? ¿de que va ese sentimiento tan particular? ¿cual es el fin de las relaciones hombre-mujer? o ¿de las relaciones hombre-hombre, mujer-mujer? Invariablemente todos en algún momento de nuestras viditas sentimos la apremiante necesidad de iniciar una relación que involucre sentimientos, sexo; un “noviazgo” pues. Observamos a aquella chica y sobreviene esa, hasta entonces, extraña sensación. Nos atrae y se apodera de nosotros el deseo de acercarnos y hablarle.
Para los que solamente somos unas criaturas volubles y lunáticas, aparentemente sin nada en común con el resto de los mortales, en desacuerdo permanente con lo que nos rodea, el proceso es un mucho mas complicado. Ir y entablar una conversación representa una tarea titánica. No podemos hacer mucho, no podemos ir contra nuestra naturaleza. A nuestro alrededor vemos formarse parejas a cada segundo. Por aquí y por alla chicos y chicas tomados de la mano, sonriendo, besandose sus bocas, diciendose lo mucho que se aman. Las escenas que se desarrollan ante nuestros ojos son tan bellas, y nosotros tan patéticos. Una y otra vez nos preguntamos: ¿cuando llegara? El único consuelo que encontramos, nos los brinda el tipo que vemos en el espejo todos los días.
De pronto, descubrimos algo que hace nuestra existencia un poco menos miserable. Nos enganchamos a ello, y no lo soltamos ni aunque nuestra vida dependiera de ello. Las mujeres dejan de interesarnos un poco, solo un poco. Lo único que necesitamos es que una de ellas nos dirijan una mirada, que nos de un indicio de que no le somos indiferente. Balsamo endeble, pero balsamo al fin."

Si supieras lo que encuentras cuando dejas de buscar.